Nuestra Iglesia

Nuestras Creencias

 

Índice

 

Declaración de Fe

1. Acerca de Dios

Dios es el Creador y Sustentador del universo, ha existido eternamente en tres personas: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Dios es uno en esencia y tres en personas.
(Génesis 1:1, 26, 27, Génesis 3:22, Salmo 90:2, Mateo 28:19, 2º Corintios 13:14 1º Pedro 1:2).

2. Acerca de Jesucristo

Jesucristo es el Hijo de Dios, es igual con el Padre. Jesucristo vivió una vida humana sin pecado, y se ofreció a sí mismo como el sacrificio perfecto por los pecados del mundo al morir en la cruz. Dios el Padre lo resucitó de entre los muertos al tercer día, para demostrar su poder sobre el pecado y la muerte. Ascendió al cielo y volverá otra vez a la tierra para reinar como Rey de reyes y Señor de Señores.
(Isaías 9:6, Mateo 1:22-23, Juan 1:1-5,14 y 10:30, Hechos 1:9-11 Romanos 1:3-4, 1º Corintios 15:3-4, 1º Timoteo 6:14-15, Tito 2:13, Hebreos 4:14-15)

3.Acerca del Espíritu Santo

El Espíritu Santo es igual con el Padre y con el Hijo. Está presente en el mundo para dar testimonio de Cristo. Mueve al pecador al arrepentimiento. El guía al creyente a toda la verdad. Bautiza, da poder y equipa al creyente con dones y ministerios.
(Juan 14:16,17 y 16:7-14, Hechos 1:8, 1º Corintios 2:12 y 3:16, 2º Corintios 3:17, Gálatas 5:25 Efesios 1:13 y 5:18)

4. Acerca de la Biblia

La Biblia es la Palabra de Dios, infalible, completa, final, normativa. Fue escrita por santos hombres inspirados por el Espíritu Santo. Es nuestra autoridad final en materia de fe y conducta.
(Salmo 19:7-11 y 119:105 Proverbios 30:5-6 2º Timoteo 3:16-17 , 2º Pedro 1:20-21)

5. Acerca del hombre

El hombre fue hecho a la imagen de Dios, para ser como él en carácter. El hombre es el objeto supremo de la creación de Dios. La desobediencia del hombre alteró el propósito original de Dios y marcó al hombre y su descendencia con la "natural" inclinación al pecado. Esto es lo que produce la separación del hombre de Dios.
(Génesis 1:27 Salmo 8:3-6 Isaías 53:6a y 59:1-2 Romanos 3:23)

6. Acerca de la Salvación

La Salvación, es el regalo de Dios para nosotros que debe ser recibido. Se obtiene por medio de la fe y es obra de la gracia de Dios. Dios me da perdón, paz y propósito y espera de mi fe, arrepentimiento y obediencia. No hay otra manera de reconciliarnos con Dios, por lo tanto, debemos prestar la mayor diligencia a tan trascendental asunto. Jesucristo debe ser nuestro Salvador y Señor. Con él tenemos vida abundante aquá y vida eterna en el cielo.
(Juan 1:12 y 14:6 Romanos 5:1 y 6:23, Gálatas 3:26, Efesios 2:8-9, Tito 3:5, Hebreos 2:1-4)

7. Acerca de la eternidad

El ser humano fue creado para ser eterno. Si estamos en rebelión con Dios, estamos separados de él y nuestro destino final será la condenación eterna. Pero si nos reconciliamos con él por medio de Cristo lo que nos aguarda es la vida eterna. Existimos separados de Dios por el pecado o unidos eternamente con Dios por su perdón. La separación eterna de Dios, es el infierno. El vivir en unión eterna con El, es la vida eterna. El cielo y el infierno son lugares reales para una existencia eterna.
(Juan 3:16 y 17:3 Romanos 6:23 Apocalipsis 20:15, 21:8 y 22:14)

Volver al índice Top

Nuestra práctica cristiana

Verdades que guían nuestra vida. No basta con tener las creencias correctas, se necesita vivir consecuentemente.

A. La Biblia es nuestra autoridad final

"La Biblia entera nos fue dada por inspiración de Dios y es útil para enseñarnos la verdad, hacernos comprender las faltas cometidas en la vida y ayudarnos a llevar una vida recta." 2º Timoteo 3:16 LBAD

Ya que la Palabra de Dios es la autoridad final en la que se puede confiar, aceptamos la Biblia como nuestro manual para vivir. "Somos una Iglesia Pentecostal que quiere mantenerse fiel a la Biblia".

Nuestra primera pregunta al enfrentar una decisión es: "¿Qué dice la Biblia al respecto?". Fomentamos la lectura bíblica diaria, el estudio bíblico, y la memorización de la Biblia.

La Biblia es la base de todo lo que creemos.

B.Cristo es la cabeza de la iglesia

"...Cristo es la cabeza del cuerpo, que es la iglesia. El que es el principio, fue el primero en resucitar, para tener así el primer puesto en todo." Colosenses 1:18 VP

Cristo y no una persona, grupo u organización religiosa, es la cabeza formal de la iglesia. Aunque reconocemos el valor de asociarnos y cooperar con otros cristianos, creemos que cada iglesia local debe sostenerse y gobernarse con sus propios medios.

C. Sacerdocio del creyente

"...Y nos hizo reyes y sacerdotes para Dios, su Padre." Apocalipsis 1:6

"Pero ustedes son pueblo escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo que pertenece a Dios, para que proclamen las virtudes de aquel que los llamó de la oscuridad a su luz maravillosa." 1º Pedro 2:9

La Biblia nos enseña que cada creyente es llamado para el servicio cristiano. Cada creyente tiene acceso directo a Dios a través de la oración y la lectura bíblica. Practicamos la verdad de que cada creyente es un ministro al instar a nuestros miembros a que encuentren un lugar de servicio en la iglesia.

D. El Diezmo

"Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde." Malaquías 3:10

Diezmar es un acto de obediencia a Dios. El pueblo de Dios sostiene la obra de Dios con sus diezmos y ofrendas. Este es un "mandamiento con promesa".

E. Bautismo por inmersión

"Al ser bautizados, ustedes fueron sepultados con Cristo, y fueron también resucitados con él." Colosenses 2:12 VP

Practicamos el Bautismo por inmersión en el agua, la manera en que Cristo fue bautizado y la manera que la Biblia manda.

F. La dirección de Espíritu Santo

"Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, estos son hijos de Dios." Romanos 8:14

El pecador para ser salvo necesita ser movido por el Espíritu y una vez salvo necesita ser fortalecido y guiado por el Espíritu para poder vivir de acuerdo a la demanda bíblica. (Hechos 1:8, Efesios 5:18).

G. Dar testimonio de Cristo a otros

"...Y estad siempre preparados para presentar defensa con mansedumbre y reverencia ante todo el que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros." 1º Pedro 3:15

Es un deber y privilegio del cristiano compartir las buenas nuevas con aquellas personas con las que Dios nos permite estar en contacto diariamente.

Volver al índice Top