Publicado por el 2/10/2018

Jesús dijo: “Conoceréis la verdad y la verdad os hará libre”, con respecto a la libertad, un personaje conocido a nivel mundial, Nelson Mandela, señaló al abandonar la cárcel donde estuvo recluido por muchos años: “”Al salir por la puerta hacia la libertad, supe que si no dejaba atrás toda la ira, el odio y el resentimiento, seguiría siendo un prisionero”.

Suele haber fortalezas y prisiones internas en el alma humana mas fuertes y poderosas que toda cárcel o prisión física.
Suele ser el odio, el resentimiento y la amargura, pero en otros casos, es el miedo, la angustia, el temor al fracaso o la preocupación por el mañana.
El individualismo, hoy, es mas patente que nunca, y aísla a modo de cárcel, y ensombrece la vida y la experiencia de mucha gente que clama en su interior por la soledad que duele y corroe por dentro.
Sea uno u otro el caso, necesitamos a Cristo, el Salvador, necesitamos su verdad, que nos haga libre, necesitamos su perdón que sane nuestras conciencias, necesitamos su presencia que disipe las tinieblas del alma, y la soledad.
Jesús dijo: “Si el hijo os libertare, seréis verdaderamente libres.”

Pastor Juan Carlos Ortíz


Volver al listado de editoriales


Los comentarios están cerrados.