Publicado por el 29/12/2017

Sabemos que nuestro Dios no usa un calendario como el nuestro, pero aún así marca los tiempos y cuando llega el final de un año, hacemos el recuento, análisis y balances, para descubrir que nos quedamos una vez más en muchas promesas inconclusas, pero inequívocamente nos planteamos nuevos desafíos para dar inicio a un nuevo año con un espíritu renovado y mirando los siguientes 365 días, queremos cumplir con Dios, con nuestra familia y con nosotros mismos, la mayor parte de esos desafíos que quedaron en el camino.
En este año 2017 que se va, quedó grabada la enseñanza del viejo Caleb, por lo tanto si a este 2018 lo miramos como un monte por conquistar, tomemos el ejemplo, sigamos adelante y echemos mano de todas las promesas que están dispuestas para los hijos del Señor y para nuestra Misión.
Concluimos este 2017 celebrando nuestros 80 años y al mirar nuestra historia no podemos quedarnos mirando hacia atrás, sino que tomamos el desafío, declarando una vez más….¡¡¡Apostólico Adelante!!!
Equipo Portal IPA

Volver al listado de editoriales


Los comentarios están cerrados.