Publicado por el 5/06/2021

30 Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento.31 Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No hay otro mandamiento mayor que éstos.” Mr.12:30,31
La Palabra del Señor incluso nos dice que debemos amar a nuestros enemigos, como se puede traducir este mandamiento en medio de un mundo y una sociedad fragmentada, arruinada y empobrecida por el pecado.
¿Cómo amar a quienes constantemente nos atacan y nos discriminan por nuestras convicciones?
¿Cómo amar a quienes están tomando malas decisiones que afectan los valores del reino?
¿Cómo amar a quienes piensan y actúan en maneras muy diferentes a las nuestras?
¿Cómo amar a esas minorías activistas que usan un discurso violento para amedrentar y suprimir la voluntad de las mayorías?
¿Qué pasaría si decidiéramos amar?
Frente a tantas respuestas viscerales que se han levantado de algunos lideres evangélicos, por lo dicho por el presidente en relación a darle urgencia al proyecto de matrimonio igualitario, me pregunto ¿Qué pasaría si decidiéramos amar como Cristo nos ama? Si como iglesia nos comprometiéramos a comunicar un evangelio del amor de Dios a los marginados.
Escuchando a algunos lideres me parece estar reviviendo el tiempo de las cruzadas; hay que matar y destruir en el nombre de Dios. No soy historiador, pero creo que los peores momentos de la historia de la humanidad se vivieron porque la iglesia había perdido su esencia, o se confundió en su razón de ser.
¿Amar es demostrar debilidad? amar es establecer un ambiente de confianza donde las personas sean restauradas por el poder de Dios.
¿Amar es odiar a las personas que actúan y piensan diferente a lo que yo pienso? amar es dar la oportunidad para que con respeto podamos sentarnos a conversar. (Las más grandes enseñanzas y transformaciones en el ministerio de Cristo se realizaron alrededor de una mesa junto a un selecto grupo de marginados de su tiempo, mientras los religiosos criticaban.)
¿Amar es ser permisivos? o amar es asumir y entender que cada persona nace libre e iguales en dignidad y derechos dadas por Dios
¡Conquistemos a nuestra nación con el amor de Dios!

Volver al listado de editoriales


Los comentarios están cerrados.