Publicado por el 24/04/2019

«Confía en mí en tus tribulaciones, para que yo te libre y puedas darme la gloria» (Salmos 50:15)

¿Quieres preocuparte menos? Si es así, ora mas. En lugar de anticiparte a las cosas con temor, levanta la mirada en fe. Este mandato no es novedoso. La biblia nunca deja a nuestra imaginación lo referente a la oración. Jesús enseño a la gente «que debían de orar siempre y sin desanimarse» (Lucas 18:1). Pablo dijo a los creyentes: «nunca se cansen de orar. Oren siempre con gratitud» (Colosenses 4:2), Santiago declaro: «si alguno de ustedes esta angustiado, que ore» (Santiago 5:13).
En lugar de preocuparte por todo, «ora por todo». ¿por todo? ¿los cambios de pañales y las citas románticas? ¿las reuniones de negocios y la tubería rota? ¿los retrasos y los diagnósticos? Ora por todas las cosas en vez de afanarte, para que «no se angustien por nada; mas bien, oren; pídanle a Dios en toda ocasión y denle gracias» (Filipenses 4:6).


Volver al listado de editoriales


Los comentarios están cerrados.