Publicado por el 29-10-2020 22:35 Condolencias , Iglesias del Sur 420

Hubo una frase que se repitió varias veces, en estos días de velatorio de nuestra amada hermana ANA MIRIAM ALVAREZ SEPÚLVEDA, y esta fue: «era una pastora sin título».  Sin duda, esa frase es muy decidora respecto a la tarea desarrollada por largos años por nuestra hermana Miriam, no solo en la Ipa Chillán, también en la Zona del Bio Bio.

Nuestra hermana Miriam, acudió al llamado del Señor este domingo 25 de octubre, por la tarde, acompañada de su familia, como lo deseaba, cantando al Señor, que era su pastor y pidiendo permiso a nuestro Padre para entrar a su presencia.

Nuestra hermana, nació el 22 de enero de 1962, y desde su niñez tuvo luchas, comenzando por su salud un tanto quebrantada.   Creció, sirviendo al Señor; siendo de 8 años, fue fundada la IPA Chillán por su padre Emilio Álvarez Puentes; de hecho, este año la iglesia cumplió 50 años y Dios obtuvo su mejor regalo: una excelente princesa para su reino. Durante su vida se destacó por su ferviente interés en servir al Señor; primero, lo hizo a nivel juvenil, en su iglesia local, así como secretaria de Jóvenes de la Zona del Bio Bio (1990-1995), para posteriormente desempeñarse como Coordinadora Regional (1995-1998).  En su iglesia, estacó su labor con las mujeres, liderando en forma innata, y con la gracia del Señor, muchos trabajos, habiendo en cada uno de ellos constante preocupación por los suyos.

En lo familiar, excelente hija, obediente y respetuosa de sus padres, cariñosa hermana, amorosa y preocupada madre, tierna abuela y atenta tía.  Fue una mujer de muchos amigos; quienes la recordamos lo hacemos con cariño, respeto, ternura y una sonrisa.

Sus funerales se desarrollaron de muy linda forma y con concurrencias acordes a los protocolos de la pandemia.  El lunes 26 se realizaron 3 cultos velatorios (11, 16 y 20 horas).  Estuvieron presentes, el pastor diácono Víctor Cerón y su hijo Eduardo (IPA Pelequén); y, el pastor Gabriel Valenzuela Flores (IPA Los Ángeles), quien llevaba el saludo de nuestro presbítero Jorge Valenzuela Rubio.

El día martes 27, se realizó el culto de despedida desde las 12 horas, con la asistencia de nuestro obispo David Anabalón Valenzuela y su esposa, la pastora Irene Anabalón, además se hicieron presentes el pastor diácono Manuel Parada Valdebenito y su esposa, la pastora Lidia Bascuñán (Ipa Paillihue); y, el pastor Elías Parada Bascuñán (Ipa Duqueco).  Posteriormente, los restos mortales de nuestra hermana Miriam fueron trasladados al Parque Cementerio Las Flores (camino a Pinto), donde fue depositado su cuerpo, ya que su espíritu ya estaba con Dios.

Oramos por paz para la familia e iglesia, en especial para nuestra pastora Anita (su madre), Marcelo y Camila (sus hijos) y nietos.

Fuente: Obrero Rubén Aldana

 


Volver al listado de noticias