Publicado por el 14-10-2018 15:40 Iglesias del Sur 497

Este sábado 6 de octubre es, y será, un día importante para la Ipa Nacimiento; este día nació, oficialmente, esta iglesia, cuyo templo se llama “El Tabernáculo” y será dirigido por el matrimonio (proveniente de Ipa Paillihue) conformado por los hermanos Leonardo Acuña Ortiz y su esposa Victoria Sepúlveda Correa, más sus hijos: Ignacia (4 años) y Lucas (1 año, 11 meses).

Con la presencia del presbítero Jorge Valenzuela Rubio (Ipa Los Ángeles), el pastor diácono Héctor Manuel Parada Valdebenito y, su esposa, la pastora Lidia Bascuñan (Ipa Paillihue); los pastores: Elías Parada y Noris Sepúlveda (Ipa Duqueco), Jorge Valenzuela Flores y Daniela Labrín (Ipa Los Ángeles) y Sergio Cáceres Flores y Rosita Escobar (Ipa Quilleco); y, los obreros Piter Sánchez y Katherine Jorquera (Ipa Mulchén), se desarrolló una hermosa ceremonia, con mucha oración y palabra de Dios para bendecir esta naciente iglesia.  Una de las partes más importante de una inauguración fue el corte de cinta, con la que se ingresa oficialmente al templo.  Posteriormente se disfrutó de un bello y emotivo culto que coronó esta importante ceremonia.  La Palabra de Dios fue exhortada por nuestro presbítero Valenzuela; hacer notar que, también asistió una delegación de la Ipa Paillihue de, aproximadamente, 70 hermanos.

El Acta de Nacimiento de la Ipa Nacimiento indica lo siguiente (extracto textual):

“En el año 2016, el Señor comienza a inquietar el corazón de Leonardo Acuña Ortiz y Victoria Sepúlveda Correa, con su obra, ellos comenzaron a orar por Nacimiento en silencio, esperando el tiempo del Señor.

 En el año 2018, deciden asistir a Conferencias Pastorales, las que se realizarían en el Templo Central de la IPA en el mes de abril, ellos entienden en ese momento que necesitan que el Señor les confirmara la inquietud que había en sus corazones. Instancia en la cual el Espíritu Santo confirma por medio del Pastor Diácono Manuel Parada y el Pastor Diácono Daniel Anabalón, diciendo: “Este es el tiempo del Señor”.

Desde ese momento se puso en acción la Fe y viajan a Nacimiento acompañados por sus hermanos y amigos Jordan Ramos y Débora Machuca quienes los guiaron en este viaje. Y, en ese primer viaje Dios confirma el lugar que ya había mostrado de ante mano a través de un sueño.

 Ya en el mes de mayo se comenzó a trabajar en el lugar, donde era necesario construir nuevos baños y hacer una labor de limpieza del terreno, el cual había estado en abandono por bastante tiempo.  En este proceso Dios no nos dejó solos y en todo momento mostró su mano y misericordia, a través de los hermanos Luis Sepúlveda, Victoria Correa, José Correa, Ernestina Herrera, José Acuña, Ricardo Bascuñán y Álvaro Videla; luego llegó el tiempo de construir baños y reparar el templo y el Señor vuelve a sorprenderles entregando todos los recursos necesarios.  Al tiempo de ir avanzando comienzan a faltar maestros y recursos; y, el Señor, en un sueño, le muestra a Leonardo que no faltarían recursos ni mano de obra, lo cual se fue cumpliendo tal cual lo dijo.  También, mencionar la ayuda de los hermanos Carlos Mena, Juan Leiva, Juan Lagos y Jordan Ramos; además de Sergio Riquelme, Sergio Contreras y Doramas Suárez, estos dos últimos hombres que puso Dios en su corazón el ayudar a la iglesia, sin ser cristianos; además, de aquellos que usó el Señor para bendecir la obra de otra manera como, José Valdebenito, Claudio Albornoz, Pedro Hermosilla y Daniel Acuña.  En todo esto respaldados por nuestros amados Pastores Manuel Parada y Lidia Bascuñán, Elías Parada y Noris Sepúlveda; sin olvidar a la querida IPA Paillihue, quienes con sus oraciones, recursos y palabras de aliento estuvieron siempre pendientes de nosotros.”

 “Solo damos gracias a Dios por tan bella bendición de poder ser parte de sus escogidos para llevar a cabo su obra, guiados siempre por su Espíritu Santo.  Sin dudas, Dios ha sido fiel.”

 

Fuente: Hno. Rubén Aldana


Volver al listado de noticias