Publicado por el 11-12-2017 20:45 Celebración 532

El Señor siempre inspiró a los escritores bíblicos a constatar los años y marcar los tiempos, sin duda 1937 marcó un hito importante para la historia de la iglesia evangélica en Chile, ya que ese año, un 25 de diciembre, nació como organización la Iglesia Misión Pentecostal Apostólica, donde un grupo de hermanos mirando la Escritura, tomaron una determinación que, guiada por el Espíritu Santo, dio forma a esta nueva Misión.

80 años que han sido testigos de al menos cuatro generaciones que fueron lideradas en su inicio por Francisco Anabalón Rosales, un hombre de Dios con un carisma especial, quien con una predicación simple, era capaz de impactar vidas y guiar a las personas a una búsqueda de Jesucristo como Señor y Salvador.

En estos 80 años sería imposible seguir sin mencionar la figura de Francisco Anabalón Duarte, un hombre de la palabra que fortaleció lo realizado por su padre y formó una nueva generación de Pastores apegados a la Escritura, un varón de Dios, que señaló el camino a seguir en medio de un tiempo conflictivo y confuso para nuestro país, tomando como era su costumbre la Palabra del Señor para liderar no solo a nuestra Misión sino que también a la Iglesia Evangélica en nuestra nación.

Finalmente agradecer a Dios por nuestro Obispo David Anabalón Valenzuela, que le corresponde tomar la dirección para estos tiempos y llevar adelante la dirección de nuestra Misión, donde se vive un renuevo espiritual y también tiene que aceptar los desafíos que se presentan, uno de ellos la llegada de inmigrantes que se van incorporando a nuestro quehacer como país y también como iglesia, asimismo aceptar y desarrollar los desafíos tecnológicos que el actual siglo presenta para la extensión del evangelio.

Sin duda, la celebración realizada en el Área Metropolitana, fue el corolario a todas las celebraciones realizadas a lo largo del país y en Argentina, sabiendo que el resto de las IPA, tanto en Bolivia, Uruguay, España y los Pastores que desarrollan sus ministerios en EE.UU., estuvieron presentes a través del Portal de nuestra Misión, con fotografías y la transmisión en directo realizada por IPATV.

Como conclusión, agradecer al Templo Central por haberse vestido de gala para esta magna ocasión y haber hecho de este momento vivido, un momento histórico para nuestra Misión, tomamos las últimas palabras expresadas por nuestro Presbítero Pablo Núñez en la bendición final: Apostólico ¡¡¡ADELANTE!!!

 


Volver al listado de noticias